orgasmo prostatico

Orgasmo prostático. ¿Qué es y cómo tener uno?

El término “Super-O’s” es frecuentemente utilizado por la comunidad online para referirse a los mejores orgasmos inducidos por la estimulación de la próstata. Este hábito de estimular la próstata masculina se ha asociado durante mucho tiempo con prácticas homosexuales. Sin embargo, en las últimas décadas, este comportamiento también se ha vuelto más frecuente entre los hombres heterosexuales, y numerosos sitios web y foros de discusión han comenzado a centrarse en esta práctica sexual. Además, los masajeadores de próstata permiten a los hombres estimular este órgano a través del recto, y estos productos se han vuelto cada vez más populares en los últimos años.

¿Qué es la próstata y dónde se encuentra?

La próstata humana es un órgano del tamaño de una nuez que sólo está presente en los individuos masculinos. Está situado delante del recto y debajo de la vejiga, rodeando el cuello de esta última. Este órgano no es visible, pero se puede evaluar a través del recto, por ejemplo, durante un despistaje de cáncer de próstata. Está densamente inervado por varios tipos de nervios, principalmente los nervios hipogástrico y pélvico.

Contrariamente a la creencia popular, este órgano realiza una variedad de funciones, tales como:

  • Su participación en las características reproductivas de la eyaculación masculina, y por tanto en su función procreadora: La próstata juega un papel importante en el proceso de eyaculación y por tanto en la transmisión de los espermatozoides masculinos hacia los conductos genitales femeninos, esta propiedad condiciona la función de procreación.
  • Su implicación en el éxtasis del orgasmo: los expertos estudiaron la implicación de la próstata en el placer sexual masculino y concluyeron que efectivamente se trata de una zona erógena que muchas personas pasan por alto.
  • Su función endocrina: Algunos científicos sugirieron que este órgano funciona como un componente del sistema endocrino. De hecho, la próstata es una glándula que secreta precursores hormonales que son cruciales para la síntesis de hormonas como la precursora de la testosterona. Se ha demostrado que tiene un impacto en los niveles de potentes andrógenos tanto a nivel local como en todo el cuerpo.

¿Qué es el punto G masculino y dónde está ubicado?

El punto G es un área sensible presente en las mujeres que se puede sentir a través de la pared frontal (del lado del vientre) de la vagina aproximadamente a mitad de camino entre el nivel del hueso púbico y el cuello uterino (a lo largo del trayecto de la uretra). Muchos hombres tienden a estimular su próstata, lo que puede resultar en un orgasmo asociado con una sensación de presión comparable a lo que las mujeres describen cuando tienen un orgasmo por estimulación del punto G. Por ello, los expertos propusieron el término “punto G masculino”, dado que esta región de la pared rectal se parece al “punto G” femenino en el sentido de que produce una sensación similar cuando se estimula. A pesar de ser técnicamente erróneo, el término “punto G masculino” se utiliza con frecuencia.

¿Cómo se siente un orgasmo prostático y en qué se diferencia del orgasmo peneano?

Cuando se estimula la próstata, algunos hombres reportan que experimentan orgasmos “más profundos”, globales e intensos, más duraderos y acompañados de sensaciones de éxtasis más fuertes que el orgasmo inducido simplemente por la estimulación del pene. Estas descripciones orgásmicas se parecen a las experiencias orgásmicas descritas por las mujeres en respuesta a la estimulación cervical y uterina. Esta similitud en las descripciones de las sensaciones del orgasmo podría explicarse por el hecho de que los nervios que transmiten la información sensorial desde el cuello uterino y el útero en las mujeres y la próstata en los hombres son los mismos: los nervios hipogástricos. En otras palabras, la estimulación del cuello uterino o del útero en las mujeres y de la próstata en los hombres activan los mismos nervios y, por tanto, podrían provocar el mismo tipo de sensación.

Curiosamente, los expertos han demostrado que un solo individuo puede tener estos orgasmos repetidamente, a diferencia de otros tipos de orgasmos.

¿Qué sucede durante el orgasmo prostático?

Varias cosas/cambios ocurren durante o justo antes del orgasmo prostático. Estas modificaciones incluyen:

  • Erección: algunas personas consiguen erecciones durante la estimulación de la próstata mientras que otras no.
  • Eyaculación: La estimulación de la próstata durante el sexo anal puede provocar la eyaculación en algunos hombres. Según los especialistas, los orgasmos provocados por el masaje prostático son “orgasmos reflejos por emisión”, es decir, que en ocasiones incluyen un flujo de semen procedente del pene (eyaculación).
  • Sensación de temblor: algunas personas afirman experimentar intensos ataques de temblores o estremecimientos antes de que se produzcan los orgasmos inducidos.

¿Cómo tener un orgasmo prostático?

Para poder obtener este tipo de orgasmo es importante saber como estimular la próstata. Esta puede ser estimulada sexualmente a través del recto. Algunas personas prefieren la estimulación manual o el uso de juguetes sexuales mientras se masturban o durante los juegos previos en pareja, mientras que otros optan por practicar sexo anal en el que el pene o el arnés con consolador estimulan la próstata. Existen varias precauciones y pautas a seguir si se quieres tener una adecuada estimulación prostática y evitar dolores o transmisión de enfermedades, como por ejemplo:

  • Comunicación y consentimiento: antes de participar en actividades sexuales en pareja, es fundamental tener en cuenta las creencias y el nivel de comodidad. Si bien algunas personas aprecian y aceptan este tipo de estimulación, otras no. Por lo tanto, es importante comunicarse bien con la(s) pareja(s), ya que nadie debe ser obligado o presionado a tener esta forma de actividad sexual.
  • Uso de condones: algunos condones están hechos específicamente para el sexo anal y son más fuertes que los condones normales. De hecho, las enfermedades de transmisión sexual (ETS) se pueden transmitir a través del sexo anal, por lo que es de suma importancia utilizar estos condones para evitar problemas y disfrutar de una estimulación segura de la próstata.
  • Uso de lubricante: debido a que el recto libera poca lubricación natural, es posible que se requieran cantidades considerables de lubricante para minimizar el dolor o las lesiones durante la estimulación de la próstata mediante juguetes sexuales o la penetración del pene.
  • Comenzar lento y avanzar gradualmente: Para evitar daños, se aconseja comenzar con precaución masajeando la región anal, luego introducir los dedos para relajar el ano y luego avanzar progresivamente.
  • Relajación y toma de tiempo: Algunas personas que practican la estimulación prostática refieren que este procedimiento suele tomar una buena cantidad de tiempo (al menos 30 minutos) para finalmente alcanzar el orgasmo prostático deseado.

¿Pueden las mujeres trans experimentar un orgasmo prostático? ¿Pueden los hombres trans seguir experimentando un orgasmo prostático después de la cirugía de confirmación de género?

Según la Dra. Christine McGinn, cirujana plástica con formación profesional en cirugía transgénero, el procedimiento se conoce como cirugía de “confirmación de género” o “reasignación genital”.

Los hombres trans son aquellos que se someten a una cirugía de mujer a hombre. Debido a que tienen partes genitales femeninas, estas personas no tienen próstata antes de la cirugía. La próstata permanece ausente incluso después de la operación, ya que el procedimiento consiste principalmente en convertir los órganos genitales femeninos existentes en partes masculinas, incluidos el pene y los testículos. Dado que no tienen próstata, estas personas no pueden experimentar este tipo de orgasmo.

Las mujeres trans son personas que se someten a una cirugía de hombre a mujer. El procedimiento típico para ellos es la “vaginoplastia de inversión del pene”. Remodela las partes primarias del pene en dimensiones femeninas. En estas personas, y contrariamente a lo mencionado en el caso anterior, la próstata permanece en su lugar después de la cirugía y es una fuente importante de orgasmos.

¿La cirugía de próstata afecta el orgasmo prostático?

Muchas afecciones médicas afectan la próstata y requieren tratamiento quirúrgico, incluido el cáncer de próstata, la inflamación de la próstata (prostatitis) y la hiperplasia prostática benigna, que es un agrandamiento de esta glándula que generalmente ocurre con la edad. La prostatectomía, o extirpación de la glándula prostática, es una de las cirugías pélvicas masculinas más comunes. Esta operación puede provocar complicaciones desde daño a los nervios y vasos sanguíneos hasta la extirpación de un órgano sexual masculino vital. Los riesgos potenciales de someterse a una cirugía de próstata incluyen:

  • Disfunción eréctil: Que es una pérdida ocasional o completa de la erección.
  • Pérdida de las contracciones de la próstata y de las vesículas seminales: La disminución de la calidad del orgasmo puede explicarse en parte por la falta de sensación de las contracciones de la vesícula seminal y de la próstata.
  • Pérdida de la capacidad de eyacular o experimentar eyaculación dolorosa.
  • Pérdida de orina durante los orgasmos: lo que también se conoce como “incontinencia asociada al orgasmo”. Este problema puede resultar en una reducción del placer sexual y la autoestima.
  • Trastorno del deseo sexual: que es una disminución o pérdida del deseo y apetito sexual posiblemente como resultado del impacto psicológico de la enfermedad (cáncer de próstata) y su pronóstico incierto.

Estos efectos secundarios de la cirugía de próstata influyen en el orgasmo prostático, por lo que los hombres que estén considerando este procedimiento deben ser abiertos y honestos con sus médicos sobre cualquier posible efecto secundario. Afortunadamente, los avances recientes en los métodos quirúrgicos han disminuido significativamente los riesgos asociados con la función sexual de los hombres.


Referencias:

  1. Koeman, M., van Driel, M. F., Schultz, W. C., & Mensink, H. J. (1996). Orgasm after radical prostatectomy. British journal of urology, 77(6), 861–864. https://doi.org/10.1046/j.1464-410x.1996.01416.x
  2. Komisaruk B. R. (2010). The orgasm answer guide. Johns Hopkins University Press.
  3. Levin R. J. (2018). Prostate-induced orgasms: A concise review illustrated with a highly relevant case study. Clinical anatomy (New York, N.Y.), 31(1), 81–85. https://doi.org/10.1002/ca.23006
  4. Levin, Roy. (2004). An orgasm is … Who defines what an orgasm is?. Sexual and Relationship Therapy. 19. 101-107. https://doi.org/10.1080/14681990410001641663
  5. Lee, A., Gaither, T. W., Langston, M. E., Cohen, S. E., & Breyer, B. N. (2021). Lubrication Practices and Receptive Anal Sex: Implications for STI Transmission and Prevention. Sexual medicine, 9(3), 100341. https://doi.org/10.1016/j.esxm.2021.100341
  6. Verze, P., Cai, T., & Lorenzetti, S. (2016). The role of the prostate in male fertility, health and disease. Nature reviews. Urology, 13(7), 379–386. https://doi.org/10.1038/nrurol.2016.89

Comentarios

Sea el primero en comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para ofrecerle la mejor experiencia en línea. Al aceptar, acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Close Popup
Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, éste puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle aquí sus servicios personales de cookies.


Cookies técnicas
Para utilizar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente necesarias.
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec

Rechazar todos los servicios
Save
Acepto todos los servicios